Volar sin facturar equipaje

Hacer bien una maleta es un arte, una ciencia y hasta un don. A los que nos encanta viajar, nos gusta aun mas disfrutar de todo lo previo a la partida: investigar en foros, leer guías o libros inspirados en el destino, diseñar el trayecto y organizar la logística, compartir experiencias, resolver dudas,… Es como si saboreando todos estos momentos, el viaje comenzara antes. De la misma manera que a la vuelta puedes alargarlo contemplando tus fotos y releyendo tu diario de viaje  -quien los escriba. Yo desde aquí te animo a hacerlo-. Pero hay una cosa que en general no gusta a nadie, y es, por supuesto, hacer la dichosa maleta!!!

Semanas antes del día D ya sentimos la presión y empezamos con las listas. Si tu no tienes ese hábito aplícatelo, hacer listas es un buen recurso: ropa, calzado, complementos, botiquín, … la de las cosas que siempre se olvidan, como el pijama, menos mal que no utilizo porque a todo el mundo que conozco le ocurre. Debería hacer memoria para recordar si dejé de utilizarlo de tanto olvidarlo en los viajes.

Lo mismo ocurre con el abanico -si, ese objeto tan español y que te saca de tantos apuros cuando más aprieta el calor- o el imprescindible pareo polivalente que nos sirve igual para ir a la playa, que para protegernos del chorro del aire acondicionado a 17 grados centígrados o para cubrirnos los hombros o improvisar una falda cuando queremos visitar un templo budista o una mezquita.

Hoy te propongo hacer una maleta pensando en un destino cálido ¿te parece bien 10 noches en el Sudeste asiático, por ejemplo? y con el reto añadido de que sea ligera. Esto nos permitirá subirla a la cabina del avión y ahorrarnos el tiempo de estar mirando al infinito mientras la cinta del aeropuerto de destino nos la devuelve.

Pues bien, ha llegado el momento de abrir tu armario y mirarlo con la mente abierta y despejada. Elige entre tus falditas y pantalones cortos preferidos un total de cinco prendas. Todas ellas deben quedar bien con sandalias cómodas para caminar, flip flop para ir a la playa, sandalias joya y/o boho planas y tacón. En función de lo que pienses hacer en tu viaje tendrás que elegir al menos tres pares de este tipo de calzado. A continuación elige dos camisetas para cada uno de los pantaloncitos y minis; en  total: 10 prendas.

Ya tienes resueltos tus días… y parte de tus noches ya que tanto los shorts como las minifaldas te servirán para ambos planes, dependiendo del calzado y los complementos. Ahora toca partes de arriba para las noches y los planes más especiales. Añade dos vestidos hippies para llevar con tus sandalias planas (boho o joya) y cuatro prendas mas especiales para combinar con los shorts y las minifaldas.  Si algunas de esas prendas, son camisolas que te sirven para una posible conexión a la playa, la opción ya es de 10.

Los complementos son generalmente delicados y además pesan. Si puedes, elige los más ligeros y versátiles. Escoge uno de tus clutchs para las noches y mete en el todos los complementos que puedas. Para el día, la mejor opción es una mochila o un bolso bandolera, lo mismo que llevarás en el avión, o sea que eso no computa.

Y ahora llega el momento de la verdad. Abre tu maleta y comienza metiendo tus minis y shorts. Todo irá perfectamente estirado, como si fuera en capas, que debes poner en los dos sentidos para que abulten más o menos lo mismo. Es decir, si has puesto un short con la cintura en el borde de tu maleta en la siguiente capa la cintura de la otra prenda irá hacia el interior. Cuando termines haz lo mismo con las camisetas. No olvides que no debes doblarlas y que toda la superficie de la maleta debe estar cubierta. Si te quedan huecos, aprovecha para completar con ropa interior. A continuación los vestidos y por último las camisolas y las prendas de arriba más especiales –tops, camisas,…-. En este caso obviamente tienes que doblar las prendas.

Procura que ocupen toda la maleta y lo que no quepa es lo que doblas. Verás que aún te queda espacio para meter un pantalón palazzo  o un tailandés, como este, alguna sudadera o jersey y un pareo polivalente, además del que llevarás puesto en el avión. Y todo eso lo habrás metido en un solo lado de la maleta!!! Si te quedan huecos rellena con ropa interior y bikinis. Si no es así, pasamos al otro lado. Ahí irá el calzado.

El calzado plano ocupa poco y debes ponerlo unido por la suela. El calzado de tacón debes colocarlo contrapeado, es decir, uniendo la punta de uno con la parte trasera del otro, como si fuera un puzzle. Para amortiguar coloca estratégicamente tu ropa interior y tus bikinis. Verás como aún te queda espacio para tu aseo que, por supuesto, irá colocado en botes de 100 mls o menos y en las bolsas de plástico que nos exigen en los aeropuertos.

Y por último tu mochila. Yo ahí siempre llevo el botiquín, por si las moscas, y algunos de los productos de mi neceser para hidratarme en el vuelo, los complementos más especiales, mi abanico y las gafas de sol.

No tengo ninguna duda de que serás capaz de hacerlo y espero que si tienes algún truco me lo cuentes;)

Ya para terminar decirte que si viajas al Sudeste asiático tienes dos ventajas añadidas. En primer lugar es un destino ideal para comprarte una maleta y traerla llena con tus compras (a la vuelta si que tendras que facturar pero ya nos importará menos perder el tiempo en el aeropuerto) y en segundo, el servicio de lavandería es muy asequible, con lo cual, no solo puedes recurrir a el si es necesario, sino que te puedes dar el lujo de llevar a la lavandería toda tu maleta y traértelo de vuelta a casa todo perfectamente lavado y planchado.

Bon voyage!!!

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

2 Comentarios

  1. Beatriz 19 julio, 2016 at 07:55

    Yo ya tengo mis listas hechas! Puede que de aquí al viernes aún añada algo más, que me cabe todo! 🙂

    Reply
  2. Teveoenmadrid 19 julio, 2016 at 18:23

    Yo también tengo ya mi lista casi terminada, aunque con los días que me quedan para irme y las rebajas…. algo cambia, seguro

    Reply

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *