Visita express al British Museum

Visitar el British Museum puede resultar una tarea agotadora y que requiere mucho tiempo. Hoy te propongo una selección de obras imprescindibles para que te hagas una idea de lo mejor del museo londinense y que podrás ver en menos de una hora.

Planta Baja. Nivel 0

Piedra Rosetta en el British Museum1.- Piedra Rosetta. Hay que verlo no por su valor artístico sino por las implicaciones que este descubrimiento tuvo para poder desentrañar el significado de los antiguos jeroglíficos egipcios. Se trata de una piedra tallada con textos en tres idiomas, jeroglífico, demótico y griego antiguo. La encontrarás en la planta principal del museo, la planta baja. Tras acceder por la puerta del museo al hall principal, toma el acceso al museo por su lado izquierdo: esa es la sala 4 y la piedra Rosetta es lo primero que te encuentras. Está protegida con una vitrina de cristal y congrega a un montón de curiosos. Sin duda, una de las obras más solicitadas del museo para hacerse selfies. Y es que ni en los museos se para…

2 y 3.- Leones alados y relieve de la caza de los leones. Sala 10. El British alberga una gran muestra de arte persa. El  Louvre, en París, y el museo de Pérgamo, en Berlín, son los otros dos museos europeos que acogen una muestra importante de esta cultura. La diferencia entre el British Museum y el parisino y berlinés, es que estos últimos cuentan con obra policromada, lo que no ocurre en Londres. Sin embargo, contemplar la belleza de los relieves de la cacería de Asurbanipal que ocupa las dos paredes de la sala 10 (no muy grande,  no te asustes) bien merece unos minutos de contemplación sosegada. En la zona de arte asirio hay un par de parejas de enormes leones alados en los que también debes reparar. Para acceder a esta zona, tras visitar la piedra Rosetta, deberás cruzar una estancia con obras de arte egipcio.

¿Sabías cuál es la diferencia entre los relieves egipcios y los persas o asirios? En los primeros, el relieve está hacia dentro, metido en la piedra; mientras que en los segundos, el relieve sobresale. Fíjate en ello cuando visites estas salas.

4.- Grupos escultóricos del Partenon. Sala 18. Al fondo de la sala podrás admirar las esculturas que lucían en los frisos del Partenon, en la Acrópolis de Atenas. Esta edificación, que se construyó 400 años antes de Cristo, permaneció intacta hasta que los turcos la utilizaron como polvorín, en el siglo XVI, momento en el que comenzó su deterioro. A principios del XIX, el embajador británico recopiló la mayor parte de relieves y esculturas del Partenon y los vendió al Museo Británico, que los exhibe desde entonces.Esculturas del Partenon. British Museum

5 y 6.- Sala 23. Arte griego y romano. Busto de Afrodita Está realizado en bronce y se exhibe en una vitrina de cristal. Lo encontrarás nada más acceder a la sala, a la derecha. Si te fijas, tiene ciertas similitudes con el rostro de la diosa Cibeles de la famosa fuente de Madrid. En el centro de esta sala hay una pequeña escultura en mármol blanco de un espinario, recreación típica de la época romana. Se trata de un niño tratando de quitarse una espina de un pie. Es muy similar a una que se encuentra en los Museos Capitolinos de Roma.Afrodita en el British Museum

Planta Baja. Nivel 1

7.- Shiva Nataraja.  Sala 33. Escultura en bronce del sur de la India. La encontrarás a la izquierda en cuanto accedes a esta sala, dedicada al arte asiático.Arte asiático en el British Museum

8.- Pintura mural china.  Tras ver la escultura de Shiva Nataraja, si giras a la derecha y te encaminas hacia el fondo de la sala, colagada en la pared hay una gran pintura mural con tres figuras humanas . Esta obra no tiene ninguna referencia en el museo pero a mi me resultó fascinante. Es muy similar a una que existe en el Metropolitan de Nueva York. Allí le dedican un espacio completo solo a esa obra y hay una gran banco para que te puedas sentar tranquilamente a contemplarla.Pintura mural china en el British Museum

Me habría encantado recomendarte algo de arte japonés pero lamentablemente esas salas están cerradas actualmente y no volverán a abrir al público hasta octubre de 2018.

Entre esta selección y lo que vas viendo hasta que te encuentras en cada una de las ubicaciones que he marcado, creo que puedes tener una visión de lo que alberga el British Museum sin pegarte una gran paliza ni destinar demasiado tiempo. En  cualquier caso, recuerda que el precio de entrada a los museos  en Londres  es la voluntad, o sea que puedes entrar gratis al British Museum y volver a disfrutar de su arte en otra ocasión.

 

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

2 Comentarios

    1. Juana Jiménez 13 mayo, 2019 at 10:23

      Espero que al menos sea práctico. Ideal si dispones de poco tiempo.

      Reply

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *