Un día en Arezzo

Arezzo es la ciudad italiana de La Toscana más desconocida y menos transitada por turistas, frente a opciones como Florencia, -por supuesto-, Siena, Luca, San Gimignano o Volterra. Esta ciudad fue la cuna de figuras tan importantes del arte y la cultura como Miguel Ángel y Petrarca y en su centro histórico se rodó la oscarizada película La vida es bella. Precisamente, ese centro histórico cuenta con auténticas joyas arquitectónicas característica de la región. Veamos qué ver y hacer en un día en Arezzo.

Qué ver

La Plaza Mayor

El corazón de la ciudad es, por supuesto, la plaza Mayor, la piazza Grande. Edificada en pendiente y con uno de sus laterales porticado, este lugar fue en un primer momento el mercado local. En este espacio se encuentran algunos de los principales monumentos de Arezzo, como el Palacio de la Logia, construido por Giorgio Vasari, arquitecto aretino famoso por diseñar el palacio de los Ufizzi; el Palacio del Tribunal o la Iglesia de Santa María  della Pieve. Otros edificios destacados de esta plaza son la Torre Faggiolana, el Palazzo Cofani-Brizzolari y la casa-torre de los Lappoli. Además, aquí se congrega una importante oferta gastronómica y también de anticuarios, de gran relevancia en esta ciudad.

Piazza Grande de Arezzo

La iglesia de Santa María della Pieve

La Pieve, como la llaman los locales, es una joya del románico toscano y uno de los lugares más llamativos de la piazza Grande. Construida entre los siglos XII y XIV, se caracteriza por su fachada, ricamente decorada con esculturas y bajorrelieves, y la torre del campanario, que rompe la simetría de la construcción. A esta torre se la conoce como la de los Cien Agujeros por el número de arquerías que parece que perforan su silueta.

Bajorelieves de Santa María della Pieve, Arezzo

La iglesia de San Francesco

La reconocerás por el peculiar tratamiento de la piedra en su fachada. Sin embargo su mayor tesoro se encuentra en su interior, los frescos de las paredes del coro, de Piero de la Francesca sobre la Leyenda de la Santa Cruz. Para visitarlos, necesitas reserva previa y actualmente, debido a la Covid, no puedes hacer el trámite online. Puedes gestionarlo telefónicamente: +39 0575 352727 o +39 0575 299071 o in situ, en un acceso lateral de la iglesia. Si el horario no coincide con tu disponibilidad, ten en cuenta que en la puerta de la fachada principal han habilitado un cristal para poder percibir el interior. Algo es algo.

El horario de verano es lunes, martes, jueves y viernes de 9:00h a 19:00h; sábados: 9:00h a 18:00h y domingos de 13:00h a 18:00h.
En invierno el horario es lunes, martes, jueves y viernes de 9:00h a 18:00h; sábados de 9:00h a 17,30h y domingos de 13:00h a 17,30h. El precio de entrada es 8 euros.

El Duomo

La catedral de Arezzo está construida en piedra y consta de una torre adyacente. Si has hecho una ruta por La Toscana te resultará menos grandiosa que las de otras ciudades como Siena, Volterra y, por supuesto, Florencia. Está situada muy próxima a la piazza Grande pero en una zona más despejada de la ciudad, elevada y con una plaza en la fachada principal y un parque en la parte posterior.

Catedral de Arezzo

La Biblioteca

Muy cerca de la catedral y de la piazza Grande se ubica el palacio Pretorio que desde finales de la década de los 50 del siglo pasado acoge la biblioteca de la ciudad. La fachada del edificio está cubierta con los escudos de armas de las familias que en el pasado gobernaron la ciudad.

Biblioteca de Arezzo

Al margen de las joyas arquitectónicas, Arezzo tiene un gran encanto. Muchas de sus tiendas, bares y restaurantes mantienen la esencia de lo antiguo, con techos abovedados, ladrillos, pinturas al fresco y piedra que le aportan mucha personalidad. La ciudad está cuajada de anticuarios, de hecho se celebra un importante mercado de antigüedades.

Mercado de antigüedades de Arezzo

Los anticuarios constituyen uno de los gremios más reconocidos de Arezzo y en su piazza Grande se celebra el mercado de antigüedades más famoso de toda Italia. Esta feria tiene lugar el primer domingo de cada mes y el ultimo sábado.

La feria que impulsó Ivan Bruschi, un anticuario arentino de principios del siglo XX, es la más importante de su género en toda Italia, con expositores y coleccionistas  llegados de todo el país. La primera edición data de 1968 y durante todo este tiempo no ha dejado de ser un referente y un motor económico para la ciudad de Arezzo.

La fiestas de Arezzo

La plaza también es el escenario de uno de los eventos más destacados de la ciudad, la Giostra del Saracino. Se trata de un torneo medieval  que se celebra en junio y en septiembre. En el torneo compiten cuatro grupos que representan a los cuatro barrios de Arezzo y el ganador logrará la ansiada Lanza de Oro.

Qué comprar

Esta ciudad de La Toscana es famosa, además de por sus anticuarios, por la orfebrería y la producción de cerámica. Yo reparé en una tienda a caballo entre tienda de antigüedades y regalos donde me enamoré de sus complementos de cristal, -a partir de 30 euros-. La tienda se llama Interni, se ubica a espaldas de la piazza Grande y muy cerca de la Biblioteca, en la via Andrea Cesalpico 44.

Tienda en Arezzo

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.