Sabías que en Zanzíbar…

En el océano Índico, a pocos kilómetros de la costa continental africana, se encuentra el archipiélago tanzano de Zanzíbar, formado por tres islas. Hoy descubrimos algunas curiosidades de la isla más conocida de este archipiélago, Unguja, cuyo nombre en suajili también es Zanzíbar, coincidiendo con el del archipiélago.

Playas de Zanzíbar

Zanzíbar es uno de esos destinos donde irás soñando con sus playas paradisíacas, de fina arena blanca y aguas transparentes. Pero lo mejor de este lugar es que, además de disfrutar de magníficos baños en aguas turquesas, tendrás la oportunidad de empaparte de la vida cotidiana de la isla sin moverte de la arena.  Y es que las playas zanzibarinas son las carretera habituales de los locales; así que mientras te deleitas con tu jornada de sol y playa verás pasar delante de tus ojos a estudiantes uniformad@s camino del colegio o de vuelta a casa, comerciantes con sus mercancías y lugareños trasladándose de un lugar a otro en sus bicicletas, motos o caminando.

Además, podrás vivir una experiencia auténtica navegando en un dhow, el barco tradicional de vela, realizado en madera de una sola pieza. Para ello deberás negociar con cualquiera de los pescadores locales que rondan por la zona faenando en busca de la percha diaria. En el dhow recorrerás la laguna, que es la zona de aguas que existe entre el borde de la barrera de coral y la playa.

Y si te gusta bucear, en Zanzíbar tendrás oportunidad de ver delfines. Su presencia es bastante habitual en esas costas.

Consejos avión para volar a Zanzíbar

La isla de las especias

Como ocurre en otra isla del Índico, Reunión, Zanzíbar huele a vainilla. También a nuez moscada, clavo, cardamomo y canela. Su mercadillo de la capital es una locura para la vista y el olfato. Si prefieres una inmersión más genuina, podrás conocer las plantaciones de la mano de un guía local.

En Zanzíbar descubrirás que las plantaciones no se limitan a los campos y que la isla, además de ser la de las especias, también es la de las algas. No tendrás oportunidades de probarlas ya que su producción está destinada exclusivamente a la exportación pero sí de ver sus cultivos a orillas del mar.

Stone Town

Durante siglos, portugueses, árabes, sultanes persas e indios y finalmente británicos, se asentaron en este archipiélago desde donde controlaron el comercio de especias. Desgraciadamente también el de esclavos. Stone Twon, la capital, es un laberinto de callejuelas, declarado Patrimonio de la Humanidad, que rezuma historia en cada rincón. Antiguos palacios, mezquitas y edificios señoriales, en su día suntuosos y hoy decadentes y abandonados, conviven con modestas edificaciones  de los habitantes locales.

En tu recorrido por Stone Town podrás reparar en  uno de sus emblemas más característicos, las puertas de madera ricamente ornamentadas que tanto recuerdan a su procedencia, la India. Hace siglos, podías saber el nivel económico y social de una familia en función de la ornamentación de su puerta. En ocasiones, están rematadas con grandes chapones de hierro que en la antigüedad servían como elemento defensivo frente a los ataques de los elefantes.

Puertas indias en Zanzibar

El mercado

Darajani Market es el mercado tradicional de Stone Town. En él los lugareños se aprovisionan de alimentos cada día y con un poco de suerte podrás presenciar la subasta de pescados.

Compras

Zanzíbar no es el destino ideal para hacer compras pero paseando por las principales calles de Stone Town, la capital, puedes descubrir algunos objetos de artesanía local. Lo más destacado son los pareos, sandalias de cuero con cuentas de colores, pulseras de hueso y piedras, tallas de madera y algunos objetos de hogar realizados en madera y hueso.

Stonetown

¿Te ha picado el gusanillo zanzibarino? Yo ya estoy deseando volver…

Si te apetece ver más fotos de nuestro viaje a Zanzíbar, pincha aquí

Publicado el 27 de febrero de 2017 y actualizado el 9 de marzo de 2022.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.