Reflexiones de Japón que te ayudarán en tu viaje

Japón es uno de los destinos que mas bibliografía genera. Libros, blogs, experiencias de españoles que se han instalado allí o que estudian su cultura, arte y, por supuesto, sus dos grandes iconos, el mundo del cómic y el de los videojuegos. Sin embargo, con frecuencia existe información, curiosidades de Japón, que puede resultarte útil en tu viaje y que a veces no se recoge en ningún sitio. Aquí van mis diez mandamientos.

Cómo son los japoneses

Los japoneses son educados hasta límites inimaginables por eso te choca aún mas esa forma de perder los papeles en el metro en hora punta.

Limpieza en las calles

Todo el país está limpísimo. Las papeleras son inexistentes o un objeto en extinción y tomarte algo por la calle puede convertirse en un infierno ya que tendrás que cargar con tus residuos todo el día.

Prohibido fumar

Fumar está prácticamente prohibido en la calle. Hay algunos puntos concretos pero no se puede fumar mientras caminas. Curiosamente si se puede hacer en algunos restaurantes. A veces cuentan con zonas para fumadores y no fumadores, aunque eso no significa que estén perfectamente separadas o ventiladas, y otras, se permite en la totalidad del establecimiento. Ojo  si eres de los que odias el humo.

Horarios

Los horarios son bastante incompatibles con los nuestros. Chequea previamente lo que quieres visitar pero en líneas generales, templos y museos cierran en el entorno de las 17h o 17,30h. Y en algunos lugares como Kyoto, y por supuesto ciudades más pequeñas,  a las 20 horas ya tendrás dificultades para encontrar un restaurante abierto para cenar. 7 eleven y sus homólogos locales, como Family Mart, te sacarán  de apuros en más de una ocasión.

Hoteles caros

La relación calidad/precio de los hoteles me parece desproporcionada. En general creo que las valoraciones de las diferentes webs tipo tripadvisor, booking,… está bastante inflada, al menos para los estándares españoles. Tenlo en cuenta.

Baños japoneses

Los baños son muy peculiares. Incluso en hoteles de lujo no son más que un cubículo prefabricado de materiales plásticos. Los inodoros (suena muy escatológico pero no lo es) son muy sofisticados. Totalmente automatizados llevan incorporados la opción de bidét, calor, spray,… Te familiarizaras con sus botones rápidamente y si quieres puedes empezar a practicar en uno de mis restaurantes japoneses favoritos en Madrid, Miyama, que cuenta con uno de estos modelos. Me parecen geniales y es una de las curiosidades de Japón que deberíamos importar ya.

Agua de cortesía en restaurantes

En todos los restaurantes y cafés del país te ofrecen agua de cortesía. Hasta en los establecimientos de los aeropuertos es frecuente ver jarras de agua con hielo a disposición de los clientes. Un punto a favor para tu presupuesto.

Toallitas húmedas

Las toallitas húmedas para limpiarte antes de cualquier comida son algo habitual. Sin embargo los japoneses no suelen utilizar las servilletas tal y como nosotros las concebimos. Solo en las cafeterías de corte europeo, fundamentalmente francesas, podrás encontrar servilletas de papel, además de las húmedas.

Trenes

Me sorprendió que a pesar de las bajas temperaturas que suele haber en los lugares cerrados como restaurantes, centros comerciales, tiendas,… para compensar los calores de la calle, la temperatura del tren bala (shinkasen) es agradable. Vamos que se va más confortable que en cualquier AVE español, y solo estoy hablando de la temperatura.

Conectividad

Los japoneses son unos frikis del teléfono. Da igual la edad y el lugar. Hasta van andando por la calle mirando sus redes sociales, jugando o viendo un partido de béisbol… Por eso me chocó que la conectividad fuera tan mala. Hay puntos estratégicos con wifi gratis pero la verdad es que yo en el único lugar en el que pude conectarme sin problemas fue en los hoteles. Ni siquiera en la tienda Apple de la calle Ginza, en Tokio. Si vas, espero que tengas más suerte.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *