Recicla tus looks para Carnaval

Un año más me ha pillado el toro. Se acerca el fin de semana de Carnaval y yo sin saber qué voy a ponerme. Toca tirar de armario y ponerse creativa para reciclar mis looks y convertirlos en disfraces de carnaval. Menos mal que me encanta el rollo asiático y siempre que puedo me hago con algo en mis viajes. así que estas son mis opciones.

1.- La primera posibilidad por supuesto es el disfraz de geisha. El verano pasado estuve en Japón y además compré algunos kimonos para utilizar como abrigos. Así que ha llegado el momento de darle el uso para el que fueron concebidos. Total look Memorias de una geisha.

2.- Seguimos con las opciones asiáticas y recurro al traje típico vietnamita. -Este es un destino en el  que te puedes volver loca comprando ropa. Te lo cuento todo en Compras en Hoi An– El ao dai, que así se llama el traje típico de Vietnam consta de pantalón tailandés y casaca por debajo de la rodilla con cuello mao y sin mangas. Si me encuentro muy inspirada estoy dispuesta a hacerme un recogido con palillos. Obviamente esto es una interpretación libre pero le dará su punto.

3.- Cambiamos totalmente de continente y me dirijo a los parques nacionales americanos. -Siento como si estuviera jugando a las cartas de las familias, con los trajes regionales de todo el mundo. Me pregunto si seguirán existiendo o ahora ya solo hay juegos con botones o que se conectan a la red, eléctrica y wifi, las dos cosas- Puedo disfrazarme de indio navajo si me pongo un pantalón de ante y chaleco de ante y flecos -tengo uno ideal que me compré en la feria vintage del centro comercial Moda Shopping. Aprovecho la ocasión para sugerirle a este centro comercial que organice una nueva edición ya. Me parece lo más- Y para completar la propuesta, complementos bereber y tuareg. Colgantes, pulseras y especialmente los bolsitos que ellos utilizan para guardar sus pertenencias más preciadas y pequeñas y que yo cuando me siento muy hippy utilizó como collar.

4.- Para terminar la opción más fácil es la de hippy de mayo del 68  ¿Quién no tiene en su armario unos vaqueros de campana? Pues plántatelos. No olvides añadir un chaleco de croché y tu colección de collares y pulseras. No seas tímida y cuélgate una buena selección de los más coloridos y vistosos.

Seguro que en tu armario también tienes un montón de propuestas. Solo hay que tener ganas y disfrutarlo. ¡¡¡Feliz Canaval!!!

 

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *