Rastrillo solidario de Intropía en Madrid, Valencia y Barcelona

Intropía lleva más de 20 años en el mundo de la moda y otros tantos colaborando con diferentes organizaciones sin ánimo de lucro con sus rastrillos solidarios. Sin embargo esta última iniciativa seguro que es más desconocida para el público en general. Por eso hoy te voy a hablar de ello ya que el el rastrillo solidario de otoño de Intropía está a punto de abrir sus puertas.

Durante tres días dos veces al año, primavera y otoño, Intropía selecciona un lugar emblemático de una gran ciudad y lo convierte en una tienda efímera. Allí ofrece moda y complementos con un descuento de hasta un 80% cuyos beneficios van destinados a un proyecto solidario. Pincha si quieres saber más de la labor social de Intropía.

En esta edición, la ronda comienza en Madrid los días 3, 4 y 5 de noviembre en el hotel Puerta de América y la venta se realizará de 10h a 20,30h. En este caso la recaudación irá destinada a apoyar proyectos de inserción formativa y laboral para jóvenes en riesgo de exclusión social en el barrio del Tío Raimundo. Para ello se han apoyado en la Fundación Esperanza y Alegría.

El siguiente destino será Valencia. El lugar elegido es el Palacio Municipal de la Exposición, los días 10, 11 y 12 de noviembre, entre las 10h y las 20h.  De la mano de la Fundación Pequeño Deseo, Intropía destinará los fondos obtenidos en la venta de Valencia para ayudar a cumplir los deseos de niños valencianos con enfermedades graves.

Finalmente,  el Museum Marítimo de Barcelona acogerá la tercera venta solidaria de Intropía de este año los días 6, 7 y 8 de diciembre, entre las 10h y las 20h. La institución seleccionada ha sido el Instituto de Investigación de la Fundación del Hospital Universitario del Valle de Hebrón y el objetivo es colaborar con una beca para uno de los investigadores españoles que trabaje en la investigación de tratamientos que curan enfermedades.

Una gran labor la de Intropía que te permite colaborar mientras te das un capricho a un precio simbólico. No deberías dudarlo, ¿no crees?

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *