Información clave para viajar a Copenhague

La capital de Dinamarca cuenta con un gran patrimonio histórico y es una referencia en la arquitectura de vanguardia.  Si estás pensando viajar a Copenhague estas son las cosas que debes saber sobre la ciudad y sus habitantes.

Es una ciudad ecofrendly

La bicicleta es el medio de transporte por excelencia. Existe una extensa red de carriles-bici y solo el 29% de las familias tiene coche propio. La sensación de encontrarte siempre paseando, sin pitidos y sin estrés es muy agradable.

El civismo de los daneses se percibe por todas partes: en la limpieza de las calles, en el estado de conservación del mobiliario urbano y los espacios comunes. No te encontrarás un papel en el suelo, ni una pintada inapropiada. Los peatones no cruzan un semáforo en rojo, actúan de la misma forma que si estuvieran conduciendo. Además son muy amables y tratarán de ayudarte ante cualquier duda.

10 motivos para viajar a Copenhague

Se puede conocer caminando

Es una ciudad con unas dimensiones muy manejables. Se recorre a pie sin problemas, o si quieres imitar a los daneses, en bicicleta. Los precios de alquiler de bicis, extraídos de uno de los numerosos puntos de la ciudad -en este caso junto al Planetario- son: 6 horas, 50 coronas ( unos 6,6 euros); 1 día (24 horas), 85 coronas (11,3 euros); 2 días, 160 coronas (21,3 euros); 3 días, 210 coronas (28 euros); 4 días, 260 coronas (34,6 euros) y 5 días, 310 coronas (41,2 euros).

Es una escapada perfecta para un puente ya que necesitarás 3 o 4  días para conocerla.

Copenhague en bicicleta

Transporte en Copenhague

Hay metro, autobús y tren

El billete para cualquiera de estos transportes cuesta 36 coronas (5 euros). El de autobús lo compras directamente al subirte, pagando al conductor. Para adquirir el de tren y metro hay máquinas expendedoras en las diferentes estaciones y en el aeropuerto. Si utilizas transporte público para trasladarte desde el aeropuerto, por el mismo precio te permiten utilizar el billete durante 1,30 horas.

Si utilizas el bus para moverte por Copenhague, ojo cuando te bajes. Confirma que no pasa ninguna bicicleta en ese momento ya que  el autobús para en el carril más próximo al carril bici, no pegado a la acera, como suele ser lo habitual para nosotros.

Taxis

Algunos taxis llevan pintado en sus puertas la tarifa. En días laborables: 10 kms/12 minutos cuestan 194 coronas (27,7 euros aprox). En festivos: 10 kms/12 minutos cuestan 246 coronas (35 euros, aprox).

Desplazamientos desde y al aeropuerto

Como ves, el transporte es caro. Mi recomendación para salir y llegar al aeropuerto es hacerlo con un servicio de carsharing, que permite alquilar coches por periodos de tiempo limitados. En Copenhague hay mucha oferta. Puedes descargarte la aplicación Driwe Now. Deberás pagar 29 euros en el momento de registrarte y darte de alta como cliente. Tardan 48 horas en supervisar tu documentación así que gestiónalo con tiempo para poder utilizarlo. Trasladarte en un BMW o un mini desde el aeropuerto al centro de Copenhague te costará unos 8 euros ya que el aeropuerto está muy cerca de la ciudad. La cercanía entre ciudad y aeropuerto también implica que aprovecharás tu viaje casi desde que aterrizas.

Arquitectura

En Copenhague se produce una excelente simbiosis entre la arquitectura tradicional, propia de un cuento de Andersen -por cierto, danés- y la arquitectura más vanguardista. Los daneses son grandes amantes del diseño y  la funcionalidad. Disfrutarás recorriendo sus increíbles tiendas de muebles y objetos del hogar, sus galerías y las sedes de diseño de firmas de moda.

Biblioteca real Danesa

Moneda y precios

Copenhague es muy caro. De hecho cuenta con el IVA más alto de la Unión Europea, el 25%. La moneda es la corona y acostumbrados a viajar por Europa sin tener que cambiar, este viaje en ese sentido representa un hándicap. Afortunadamente se puede pagar con tarjeta en todas partes, aunque el importe sea pequeño. Si prefieres llevar moneda local, las oficinas de cambio de la ciudad -hay muchas- ofrecen una conversión mejor que las del aeropuerto. En algunos establecimientos podrás pagar en euros, si bien el cambio te lo darán en coronas. Para hacer un cálculo rápido de los precios divide el importe en coronas entre 7.

Tomarte un café te costará entre 35 y 45 coronas (entre 5 y 6 euros) y hemos llegado a pagar por una infusión  de lemon verbena -allí es muy típica y a veces te la ponen independientemente del té que pidas- 50 coronas (7 euros). Comer en un restaurante, en plan barato, te costará unos 30 euros por persona. Y además te cobran el agua del grifo. Lo habitual es pagar 25-30 coronas (entre 3,5 y 4,3 euros) por una jarra o botella. En algunos sitios no te cobran pero es lo excepcional. Para compensar, no hay costumbre de dejar propina en cafés y restaurantes.

Ambiente

Los copenhagenses son muy animados. Cuentan con una palabra, hygge, para definir ese espíritu de disfrutar de las pequeñas cosas, ya sea en solitario o en compañía. De hecho, el mal tiempo y la falta de luz en gran parte del año no echan para atrás sus ganas de salir y ser felices. Hay mucho ambiente en cafés y restaurantes a cualquier hora y las tiendas y lugares de interés turístico como la Biblioteca Real Danesa, el Centro Danés de Arquitectura o las galerías de arte tienen un horario extenso. Los supermercados abren de 8:00h a 21:00 ó 22:00 h.

Mercado de Copenhague

Alojamientos

Hay una gran oferta de hoteles y apartamentos de alquiler. Nosotros nos alojamos en un apartamento y desayunábamos y cenábamos en casa. Por lo de compensar los precios daneses. El inconveniente que tiene alojarse en un apartamento es que, en general, el último día debes dejarlo pronto, lo que te obliga a dar una solución a «aparcar» el equipaje para disfrutar de las últimas horas en el destino. Nosotros lo resolvimos online con bagbnb. Cuentan con un montón de consignas para maletas repartidas por toda la ciudad y el precio es de 5 euros por maleta y día.

Además de los alojamientos mas tradicionales, en Copenhague podrás vivir experiencias únicas alojándote en un hotel/barco. También podrás alquilar uno para disfrutar de los canales. Los precios para un barco con capacidad de 4 adultos y un niño son: 1 hora, 350 coronas (46,5 euros); 3 horas, 750 coronas (100 euros) y 6 horas: 1.300 coronas (173 euros).

Baños públicos

Existen baños públicos gratuitos y limpios. No dudes en usarlos, si es necesario. A veces hay cola pero suele ser ágil.

Mejor época para visitar Copenhague

La estación ideal es verano. La temperatura es agradable y los días son muy largos. Dependiendo del mes anochece entre las 21:00h y las 22:00h y amanece entre las 4:30h y las 5:30h. No olvides tu antifaz o la melatonina si tienes problemas para conciliar el sueño con luz natural.

Si vas en otra época no olvides llenar tu maleta de ropa térmica. Con una buena equipación no hay termómetro que se resista.

Idioma

El idioma oficial es el danés pero todo el mundo habla inglés. Leí en algún momento que el danés es un idioma complejo incluso para sus propios habitantes. De ahí esa soltura con el inglés. Cuando viajo a un país procuro aprender, al menos las palabras básicas para resultar amable – saludos, por favor, gracias-. En esta ocasión solo he podido retener gracias, que es tak y curiosamente suena prácticamente igual.

Enchufes

Coinciden con los que utilizamos en España.

Este post se publicó el  28 de enero de 2019 y se ha actualizado el 21 de marzo de 2020.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *