Qué hacer en San Gimignano

Preciosa desde la sencillez, majestuosa sin resultar pretenciosa, única. Estos son algunos de los calificativos que describen a San Gimignano. Esta población de La Toscana italiana, famosa por sus torres, símbolo de la opulencia de las grandes familias del lugar, constituye una visita imprescindible en un viaje a La Toscana. Tengo que admitir que se ha convertido en el pueblo más bonito que conozco y al que estoy deseando volver. Te cuento qué ver y hacer en San Gimignano.

1.- Pasear por el centro histórico, considerado Patrimonio de la Humanidad. Esta ciudad amurallada vivió su mayor esplendor en los siglos XIV y XV. En esa época, las grandes familias que gobernaban la ciudad construían sus casas señoriales y palacios con torres adyacentes como símbolo de su riqueza y poderío. Esto le valió el nombre de San Gimignano de las Bellas Torres. Llegó a contar con 72 aunque en la actualidad sólo se mantienen en pie 14, que han pasado a formar parte del patrimonio del gobierno italiano. En cualquier caso, la arquitectura de San Gimignano mantiene la esencia de la época feudal y reparar en su arquitectura, en piedra y ladrillo, es un auténtico deleite.

centro histórico de San Gimignano

2.- Subir a la Torre Grossa. Esta torre, situada en el Palacio Comunal, en la plaza del Duomo, bien se merece el nombre de «grande» ya que mide 54 metros, el equivalente a un edificio de 18 plantas. Desde lo alto tienes unas magníficas vistas 360º de la ciudad. La percepción es increíble. San Gimignano al completo con sus tejados, sus casas de piedra y ladrillo, salpicadas de vez en cuando por otras torres solemnes y, al fondo, bordeándolo todo, el paisaje de La Toscana.

Disfrutar del entorno desde la torre Grossa es una experiencia única pero esto tiene un coste, y no me refiero al de la entrada, que te contaré más adelante; hablo de la sensación de vértigo subiendo esos más de 5o metros. Y es que las escaleras, modernas, livianas (sin contrahuella), anchas (ocupando todo el espacio de la torre, o sea con un gran hueco central) y  metálicas, tienen la huella de rejilla, lo que te permite ver en todo momento lo que hay debajo y solo tienen pasamanos en un lado. Imagina la sensación de vacío en la parte más alta… Te recuerdo que el edificio equivale a una construcción de unos 18 pisos…Ahí lo dejo.

Vistas desde la Torre Grossa

Como ocurre en muchos de los museos y espacios artístico-culturales de Italia, puedes adquirir la entrada para visitar la Torre Grossa de manera individual o combinada, cuyo precio es algo más económico. Nosotros elegimos la combinada, con el Duomo, y el precio es de 13 euros. El acceso al Palacio Ducal lo haces a través de un patio medieval, de piedra y con escudos pintados en las paredes. Por el mismo precio, puedes admirar, en este mismo recinto, la Pinacoteca, pequeña, pero con una interesante colección de pinturas murales. Estos frescos se encuentran en la sala Dante, donde también se guardan fragmentos originales de la Divina Comedia, que podrás admirar.

3.- Maravillarte con los frescos del Duomo. También conocido como Collegiata di Santa Maria Assunta es famoso por sus increíbles murales y pinturas, que incluyen obras de artistas famosos como Taddeo di Bartolo, Domenico Ghirlandaio y Lippo Memmi.

Duomo de San Gimignano

4.- Ver pasar la vida desde la plaza de la Cisterna. Es la plaza principal y más grande de San Gimignano. Debe su nombre el pozo que se encuentra en el centro y que en la actualidad está en desuso y clausurado. Los turistas tienen la costumbre de arrojar monedas ¿quizás con la esperanza de volver?

Plaza de la Cisterna, San Gimignano

5.- Tomar un helado, al menos, en la heladería Dondoli. Está situada en la plaza de la Cisterna y ostenta varios premios, entre ellos, el de mejor helado del mundo en los años  2006,  2007, 2008 y 2009. Hasta cuentan con una escuela para enseñar los secretos de su elaboración. La heladería Dondoli ofrece una extensa variedad de propuestas; así, además de los sabores tradicionales, puedes encontrarte con opciones tan innovadoras como la de ensalada capresse con tomate, o la de crema Santa Fina (la patrona de San Gimignano) elaborado con crema de azafrán y piñones.

No pude resistirme al helado de coco, mi sabor preferido, y me encantó el de queso gorgonzola con nueces. Los precios, a partir de 3 euros. El local es muy pequeño y no es posible sentarse en el local a tomar nada pero hacerlo en los escalones de acceso al pozo de la plaza de la Cisterna y admirar la arquitectura de San Gimignano es un plan perfecto.

6.- Probar los embutidos de jabalí. El jabalí es una carne muy típica y preciada en San Gimignano, así que tienes la oportunidad de probarlo en muchos de sus restaurantes o comprar embutidos en alguna de las tiendas gourmet que hay en la via de San Giovanni, la artería principal y más comercial de la población.

Via San Giovanni de San Gimignano

7.- Admirar la dolce vitta de los mayores de San Gimignano que se sientan a charlar en el patio de entrada porticada del teatro del Leggieri, frente al Duomo. Cada día su cita es ineludible y cuando regresan a casa, sus sillas permanecen inamovibles en el patio.

Recomendaciones para visitar San Gimignano

Es una ciudad tan deliciosa que si tienes la oportunidad, pernocta para poder contemplarla y disfrutarla con todas las luces del día.  Nosotros nos alojamos en el Albergo La Cisterna. Desde este hotel podrás tener vistas a la plaza o en las habitaciones de la parte posterior, a los valles de la Toscana.

San Gimignano es una ciudad muy turística y  las excursiones de un día desde Florencia o Siena son muy habituales. Por ello, desde media mañana y hasta media tarde suele estar más concurrida (mucho si es temporada alta). Si te quedas una noche no te arrepentirás.

Plazadel Duomo en San Gimignano

Evita el jueves, si es posible, para conocer San Gimignano ya que ese día hay un mercadillo. Si me lees habitualmente sabrás que soy muy fan de los mercados pero en este caso, es un «sacrilegio». Cada semana los puestos abordan la plaza de la Cisterna y la del Duomo desvirtuando todo el entorno. Empiezan a montar al amanecer y está operativo hasta las 13h. Tiene una oferta muy básica de ropa y calzado. Al menos vimos un puesto de flores delante del teatro del Leggieri, que daba una nota de color.

Otra información de interés

En centro histórico de San Gimignano es peatonal. Si vas en coche, existen varios aparcamientos fuera de la muralla. El precio del parking es: 1 hora, 2,50€; a partir de la 2ª hora 2 € y el día, 15€.

Existen baños públicos en buenas condiciones previo pago de 0,50€.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *