Niñas bereberes, vendedoras de fósiles

Estas dos niñas, como muchos chiquillos bereberes, se pasan el día buscando fósiles entre la arena del desierto del Sahara. A media tarde, cuando los primeros viajeros comienzan a llegar, sacan su mercancía y la exponen sobre un pañuelo para seducir a los visitantes e intercambiarla por algunos dirhams.

Hoy, Día de la Mujer Trabajadora, recuerdo a estas dos niñas y a tantas como ellas repartidas por todo el mundo y deseo que tengan un futuro mejor, lleno de esperanzas y posibilidades.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *