Faldas largas a todas horas

Soy una auténtica fan de la falda larga. Te sirven para un día de playa, una tarde de amigas, una cena de verano y, por supuesto, para un evento más formal. Cambia tu calzado y tus complementos y voilá, estarás lista para cualquier situación que te propongas. Con botas, para un plan rockero o hippie/boho, con sandalias planas para tu paseo por el puerto o el centro de la ciudad, con bambas o manoletinas, mas casual, para una jornada maratoniana, y, con taconazo, para impresionar. Woooow!!!!

Por eso, cuando en un viaje a Tailandia, vi estas faldas pareo (doblemente geniales porque son talla única) en el mercado de Chatuchak, en Bangkok, (puedes enterarte de más cosas del mercado más famosos de Bangkok pinchando aquí)  no dude un momento y las compré en los dos colores que había, rojo y verde.  -Ya me irás conociendo pero yo soy de esas que si veo algo que me gusta mucho y merece la pena lo compro igual en varios colores-.

Pero volviendo a las faldas del mercado de Chatuchack, las he sacado tanto partido que cuando volví al Sudeste asiático, concretamente a Bali (donde encontré además unos bolsos increíbles. Compruébalo aquí), y descubrí los maravillosos estampados de sus sarongs -falda típica balinesa que lucen hombres y mujeres colocándose graciosamente una tela) pensé: ¡genial, voy a tener una falda pareo más! Obviamente en España no puedes permitirte el lujo de vestirte como hacen los balineses. En primer lugar porque somos incapaces de ajustarnos la tela tan bien y estilosamente como lo hacen ellos y en segundo y consecuencia de lo primero, porque podríamos tener un disgusto muy grande si el pareo se nos cayera en medio de la calle. ¿Te imaginas la escena?

Así que yo, que tuve la suerte de tener a mi tía Mary hasta hace muy poquito, recurrí a su experiencia para darle forma a un rectángulo de tela y aquí tienes el resultado. Para aprovechar al máximo el estampado decidió, saliéndose del modelo original, darle un poco de cola y para mi gusto ha quedado aún más bonita. Y a ti, ¿también te gusta esconder tus tobillos?

En cualquier caso yo tengo que confesarte que en mi lista de faldas largas preferidas sigue ocupando la primera posición, con mucho, la que me hice en Varanasi, India, en una tienda de saris de novias. Si aún no sabes cual es no te pierdas esto.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *