Crematorios de Varanasi

Varanasi es la ciudad sagrada del hinduismo en India y el Ganges, el río que veneran. La ribera del Ganga, como ellos le llaman, cuenta con una batería de escalinatas, los gaths,  que conectan la ciudad con el río. Son los puntos que permiten la interacción entre el Ganges y la urbe: acceder en barca para trasladarse de un lugar a otro, depositar las ofrendas en el agua, asearse o derramar las cenizas de los muertos.

Manikarnika gath es el lugar donde se ubican los crematorios de Varanasi. Es la única actividad de Varanasi que no para jamás. Funciona las 24 horas del día y contemplarlo resulta sobrecogedor. Familias enteras de hindúes llegan a recorrer grandes distancias para pasar los últimos momentos con alguno de sus seres queridos, fallecido o a punto de fallecer, junto a su río sagrado y derramar sus cenizas en el Ganges. Las pilas de leña se amontonan tanto en los escalones como en barcas ancladas en la orilla.

A veces se percibe perfectamente el cuerpo en la pira, otras solo se intuye y en ocasiones, las menos, simplemente se está preparando la fogata para recibir el cadáver. Siempre hay alguien esperando. Lo mas estremecedor es cuando descubres esos grupos de personas merodeando por la zona, o simplemente sentados en las escaleras a la espera de que su ser querido deje de respirar para entregarlo a la incineración. Hay casos en los que las familias permanecen semanas aguardando el momento, sin moverse, a la espera del desenlace.

Está prohibido hacer fotos de la cremación así que he optado por esta imagen para contarte esta historia.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *