Compras en Florencia

La capital de La Toscana fue la cuna de grandes diseñadores italianos como Roberto Cavalli, Salvatore Ferragamo o Gucci. Sin embargo, con el tiempo apostaron por Milán en detrimento de Florencia debido a la existencia de mejores conexiones logísticas e infraestructuras. En cualquier caso, Florencia sigue respirando moda y diseño casi en cada calle y es un destino ideal de compras para todos los presupuestos.

Qué comprar

Marroquinería

La industria del cuero es, sin duda, el gremio más característico de Florencia. Los maestros del cuero y de la piel se han ido forjando y dejando su impronta desde el medievo y hoy la ciudad está llena de tiendas con una extensa oferta para todos los bolsillos. Calzado, bolsos, cazadoras y abrigos y accesorios de todo tipo que van desde los cinturones a las fundas de gafas, pasando por guantes o pulseras, son un reclamo de locales y turistas.

Compras en Florencia: cuero

Muchas de las tiendas ofrecen artículos de precios muy elevados pero no te dejes llevar por la primera impresión. Realmente hay ofertas para todos los presupuestos y la calidad sigue siendo excepcional. Vamos, que si te vuelves sin un par de zapatos o unas botas, te arrepentirás. Me sorprendió que por 100 euros te puedes hacer con un excelente par de botas. Y por arriba, hasta donde quieras llegar…

Moda

Creadores como Roberto Cavalli, Salvatore Ferragamo o Gucci iniciaron su andadura en Florencia de la mano del cuero. Gucci, florentino de nacimiento, abrió su primera tienda en la ciudad en 1920, donde vendía artículos de cuero elaborados de manera totalmente artesanal. La segunda generación de la familia dio el salto a Roma y Milán, donde sus mocasines, con el logo característico, se convirtieron en un fetiche entre la clase más adinerada. Salvatore Ferragamo, creador de zapatos desde niño, inició su negocio en Florencia tras abrirse camino en Hollywood, Y Roberto Cavalli, despuntó desde muy joven en el mundo del diseño con sus creaciones de cuero labradas.

Con este precedente, es normal que la ciudad respire DISEÑO, con mayúsculas, por todas partes. Las principales marcas internacionales están presentes en las calles más comerciales de Florencia. Las firmas más prestigiosas se sitúan en la plaza de la Signoria y alrededores,  como via Por Santa María,  y via Calimala; también en los alrededores del ponte  Vecchio. Independientemente de que vayas o no a comprar en estas tiendas, merece la pena reparar en los locales y escaparates de los grandes gurús del diseño.

Joyería

El ponte Vechio se ha convertido en el hogar de los maestros orfebres florentinos y las principales marcas internacionales de joyas y relojes cuentan con espacios destacados en este lugar tan característico de Florencia. Paseando por el ponte Vechio podrás reparar en que los escaparates  mantienen la estética de la época medieval (muchos de ellos datan de entonces), con acabados de madera y remaches de forja. A primera vista, confirmarás que la oferta en joyería es de alta calidad y también de precios elevados. Salvo por la anécdota de la congregación de joyerías y los acabados de los espacios, los escaparates de las tiendas no difieren de los de cualquier gran capital de las compras. Vamos, que no recomendaría comprar joyas en Florencia.

Joyerías en Ponte Vechio

Artículos de dibujo y pintura

El amor por lo artístico ha trascendido a las grandes familias florentinas y resulta habitual, brujuleando por las calles del centro, encontrarte tiendas especializadas con lápices, pinturas, óleos, acuarelas y demás utensilios para dibujar. Las librerías de la ciudad también cuentan con espacios destacados de publicaciones de arte y arquitectura.

 

Productos gourmet

La pasta, los quesos y el vino son protagonistas de cualquier tienda de productos gourmet así como de los principales mercados de la ciudad. Sin duda, una apuesta barata y ganadora de compras en Florencia.

Dónde ir de compras en Florencia

Mercado de San Lorenzo

Situado en la plaza del Mercado Central, en el mercado de San Lorenzo puedes encontrar cualquier artículo en piel. Bolsos, cazadoras, guantes, llaveros, cinturones. Cada día, los vendedores montan puestos callejeros, como una extensión de las tiendas, exhibiendo una muestra de lo que albergan en el interior de sus comercios. A diferencia de los puestos de los mercadillos tradicionales españoles, los puestos florentinos son unos carros de madera con ruedas que se montan, desmontan y trasladan con gran facilidad.

Encontrarás cazadoras de mujer a partir de 60 euros, aunque como en todo, en función de la calidad y los acabados, el precio se incrementa; cinturones a partir de 10 euros y guantes de todos los colores, cuyo precio marcaba 2o euros. Por supuesto deberás poner a prueba tus habilidades para regatear y debes tener en cuenta que la tendencia general de los vendedores (en muchos casos comisionistas) es que acabes entrando en los locales comerciales y no te limites al puesto.

En el Mercado de Sal Lorenzo tienes otras ofertas: pañuelos, souvenirs,… pero, sin duda, lo que realmente merece la pena es el cuero.

Mercado de San Lorenzo, Florencia

Mercado Central

Es el corazón de la alimentación y la gastronomía de Florencia. Decenas de puestos con propuestas de alimentación y bebida, platos elaborados para degustar in situ o llevar, utensilios de cocina y, por supuesto, restaurantes y puestos con comida tradicional italiana. Está situado al lado del mercado de San Lorenzo y abre todos los días de 10:00h a 24:00h.

Mercado Central, Florencia

Mercado del Porcellino

Este mercado tradicional es uno de los más famosos gracias a la escultura en bronce que se encuentra en uno de sus extremos, el porcellino. Según la tradición, debes poner una moneda en el morro del jabalí y si cae dentro de la rejilla que se encuentra en la parte inferior (el porcellino es una fuente) significa que volverás a Florencia.

Al margen de la anécdota, el mercado del Porcellino se sitúa en la plaza del Mercado Central, en una antigua logia del siglo XVI. Se trata de un espacio al aire libre pero porticado donde cada día los vendedores se asientan con sus puestos ambulantes sobre ruedas. La mayor oferta y la más interesante la constituyen los objetos de cuero, especialmente los bolsos. Los vendedores suelen tener copias, que no falsificaciones, de los bolsos más icónicos de los grandes diseñadores a unos precios verdaderamente competitivos. Buena factoría y nada de logos. Es una de las opciones de compras en Florencia que merece la pena. Si quieres conocer el mercado del Porcellino debes tener en cuenta que abre todos los días de 9:00h a 18,30h.

Mercado del Porcellino

Prestigio

Es mi tienda preferida de Florencia. Cuenta con unos bolsos y complementos de piel de ensueño. Descubrí que hay varias -al menos dos- en Florencia. Una situada enfrente del museo Bargello, detrás de la plaza de la Señoría y otra yendo al mercado Central. Sin embargo, parecen dos tiendas diferentes. La que merece la pena es la del museo Bargello. Esta tienda es para darte un capricho. El precio medio de un bolso, dependiendo del tamaño, está entre 300 y 400 euros pero son verdaderamente especiales.

Tienda de bolsos en Florencia

Puestos callejeros

También podrás hacer compras en Florencia en los puestos callejeros situados en la plaza de la República. La oferta es más limitada y turística. Pensando fundamentalmente en los turistas, hay muchas tiendas de bolsos alrededor del Duomo con un horario muy amplio, hasta por la noche.

The Mall

A unos 40 minutos de Florencia en coche, en la localidad de Leccio, se encuentra este outlet de firmas de lujo. Ofrece grandes descuentos pero debes tener en cuenta que las marcas son las más top del mundo de la moda, por lo que los precios son en cualquier caso muy elevados. Algunos de los diseños que te vas a encontrar son Balenciaga, Celine, Etro, Emporio Armani, Dolce Gabanna o Fendi. The Mall está abierto todos los días de 10:00h a 19:00h.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.