10 claves para organizar tu viaje a Londres

Diez tips imprescindibles para organizar la logística, el presupuesto y la gestión de tiempos de tu viaje a Londres y disfrutar de la ciudad británica sin contratiempos. Toma nota.

1.- DNI o pasaporte. Hasta que el Brexit entre en vigor podrás organizar tu viaje a Londres con tu DNI sin problemas. Puedes dejar el pasaporte en casa.

2.- Adaptador eléctrico. Los enchufes ingleses son de triple clavija así que no olvides incluir en tu maleta un adaptador para poder cargar tu móvil o utilizar el secador del pelo. En internet tienes algunos trucos para poder resolver este inconveniente con la tapa de un boli Bic pero mejor llevarlo resuelto desde casa ¿no crees?

3.- Paraguas. Este consejo creo que sobra pero nunca está de mas incluirlo. Sí, en Londres llueve siempre, o al menos, mucho mas de lo que nos gustaría, así que un paraguas plegable es imprescindible. Si los odias y no viajas en verano, recurre a un cortavientos. La ventaja que tiene Londres es que están tan acostumbrados a este clima que la ciudad nunca para a pesar de las inclemencias meteorológicas. A los londinenses no les intimida la lluvia y prácticamente ningún plan se altera o anula por su culpa.

4.- Aeropuertos. En Londres hay cuatro aeropuertos internacionales – Heathrow, el principal,  Gatwick, Luton y Stansted- pero todos están muy lejos.  Tenlo en cuenta cuando realices tu gestión de tiempos. También cuando vayas a comprar tus billetes de avión. Un chollo al aeropuerto de Stansted puede no serlo tanto cuando te pongas a calcular el coste y el tiempo de tu traslado al centro de la ciudad. Los que vivimos en Madrid estamos muy mal acostumbrados; tenemos el aeropuerto muy cerca de la ciudad y una estupenda y rápida conexión con transporte público.

5.- Transporte público. Familiarízate con el porque en Londres coger un taxi es un artículo de lujo. La opción mas rápida y eficiente en el centro de la ciudad es el metro. Para conectarte con las afueras y con el aeropuerto, al metro deberás sumarle el tren. Para acceder al metro deberás comprar una tarjeta recargable. Esta tarjeta es personal por lo que si viajas acompañad@ tendrás que hacer una inversión por cada uno de los viajeros. No te preocupes por este detalle ni pierdas mucho tiempo en calcular cuánto dinero necesitas invertir en la tarjeta ni a que zonas vas a visitar.

Limítate a cargarla con una cantidad puesto que al final de tu viaje te reembolsan en efectivo todo el importe que no hayas consumido, así como el del coste la tarjeta, que tendrás que devolver. Para canjear tu tarjeta por dinero la opción más operativa es la estación Victoria. Puedes hacerlo justo antes de coger tu tren de regreso al aeropuerto.

6.- Alojamiento. Los hoteles en Londres son muy caros. La relación calidad/precio nada tiene que ver con los estándares españoles, así que plantéate la opción del apartamento. Ya hay mucha oferta nueva, moderna y bien ubicada a precios competitivos.

7.- Consigna de maletas. El inconveniente de alojarte en un apartamento es que tendrás que dejarlo a las 11:00h (lo mas habitual) y  si tu vuelo sale tarde, te tocará deambular con tu equipaje por Londres. Además, aunque en el apartamento te permitieran dejar tus maletas no siempre te compensa regresar si quieres aprovechar el último día a tope.

Las mejores opciones son las consignas de los museos (si dejas ese plan para el último día); deberás informarte sobre el precio y las limitaciones de peso y medidas; y la estación Victoria. Nosotros optamos por esta última alternativa ya que desde ahí cogimos el tren para llegar al aeropuerto de Gatwick (Gatwick Express). El precio de la consigna en Victoria Station es de 6,5 libras por maleta las tres primeras horas. Esta consigna está muy concurrida durante la mañana y te tocará hacer cola para realizar esta gestión. Nosotros estuvimos esperando casi media hora. Sin embargo, la recogida del equipaje es muy rápida.

8.- Museos gratis. En Londres los museos son gratis. En el British Museum, -si no tienes tiempo y debes elegir, opta por este que es el mejor- por ejemplo, existen unas urnas que te sugieren un donativo de 15 libras para mantenimiento y conservación del museo. Cuando accedes al recinto, tras pasar el control de seguridad y las urnas de las donaciones, hay varios puntos de venta de guías y mapas. Las guías cuestan 6 libras y los mapas 2 libras. Si pasas de largo, llegas al patio principal y descubres que tienes los mismos mapas por lo que en la entrada te cobraban dos libras, de forma gratuita. El horario del museo británico es de 10:00h a 17,30h.

9.- Agua en los restaurantes. El agua del grifo en Londres se puede beber y es muy frecuente pedir agua del grifo en los restaurantes, tap water, que por supuesto es gratis. Una ventaja de una ciudad cara como es Londres frente algunos países del norte de Europa donde pagas por una jarra de agua del grifo lo mismo o más que en España por una botella de agua mineral. En algunos restaurantes de Londres te ofrecen directamente la opción de agua del grifo  sin pedirlo. Esto ocurre, claro está en los de precio medio y bajo.

10.- La torre del Big Ben y el Parlamento. El último tip para organizar tu viaje a Londres lo reservo a dos de los iconos de la ciudad. A la hora de diseñar tus recorridos y gestionar tus tiempos, ten en cuenta que la torre del Big Ben (nosotros llamamos Big Ben a todo pero en realidad el Big Ben sólo es el reloj) está totalmente cubierta de andamios, en pleno proceso de rehabilitación.

El Palacio de Westminster, sede del Parlamento inglés, aún no ha empezado su impresionante proceso de restauración pero lo hará próximamente y también está parcialmente cubierto de estructuras metálicas que impiden disfrutarlo en todo su esplendor. Lamentablemente estos proyecto de restauración durarán varios años con lo que tardaremos mucho tiempo en contemplar la imagen de esta zona tal y como la tenemos grabada en nuestra retina.

En cualquier caso, a pesar de las obras, la lluvia, el tráfico y lo caro que es todo, tienes muchos motivos para disfrutar de tu viaje a Londres. ¡¡¡Enjoy!!!

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *