Betancuria, la primera capital de Fuerteventura

Betancuria, la villa de casas señoriales del centro de Fuerteventura, ha sido durante cinco siglos la capital administrativa de la isla. Este pequeño municipio constituye una visita imprescindible. Perderse por su casco antiguo perfectamente conservado y peatonal te llevará poco tiempo. El municipio solo cuenta con 800 habitantes y la gran mayoría residen fuera del centro histórico.

Todo en Betancuria gira en torno a la iglesia de Santa María, situada en el centro del casco antiguo, en la plaza principal.  Su campanario, además, se ve desde todas partes. Verás calles adoquinadas y edificaciones encaladas y rematadas con piedra. Algunas de ellas pertenecieron a grandes familias y hoy albergan negocios turísticos – oferta gastronómica y de artesanía local- o administrativos. La gama de color blanco y piedra solo se altera con las gitanillas en puertas y balcones y algunas macetas de cactus, tan característicos de las Canarias.

En la plaza suele haber un puesto de frutos secos y almendras garrapiñadas para reponer fuerzas. Con suerte podrás escuchar la guitarra de algún músico local. Me pregunto de dónde les viene a los canarios la afición por la música pero lo cierto es que estas islas dan muchos virtuosos en este campo. Casi todas las veces que he viajado a Canarias me he encontrado con conciertos improvisados en la calle que, en definitiva, no son más que reuniones de amigos que pasan el rato haciendo lo que más les gusta.

Si quieres darte un homenaje gastronómico en Betacuria puedes hacerlo en el restaurante Casa Santa María, una casa de campo del siglo XVII rehabilitada. La experiencia será tanto gastronómica como arquitectónica. La propiedad cuenta con varios espacios peculiares como el jardín interior o una terraza con unas magníficas vistas del municipio. Ten en cuenta que si hace viento la vivencia de la terraza no será tan grata por mucho que las vistas sean magníficas.

En el supuesto de que prefieras comer o cenar por un precio más ajustado, tienes varias opciones a la entrada del pueblo.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

1 Comentario

  1. Beatriz 29 octubre, 2019 at 00:11

    A mí me encanta aunque la carretera no es de las fáciles

    Reply

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *