Anillos de cristal de Murano en Fuerteventura

No me extraña  nada que las Canarias las llamen Las Islas Afortunadas porque lo de ese clima (salvo contadas excepciones) es un lujo. Fuerteventura es una de mis preferidas.  Me encanta la arena blanca, las dunas vírgenes y el mercadillo de Corralejo.

Si hablo de playas no puedo pasar por alto la Playa de Cofete, un entorno salvaje y maravilloso que requiere una visita obligatoria. Y eso que para llegar hay que atravesar un puerto nada cómodo y una pista de tierra en la que desearas no cruzarte con ningún coche. Cuando llegues, confirmarás a qué se debe el nombre de la isla. Fuerteventura tiene más que ver con el viento y no con que los lugareños sean muy afortunados en el juego. Ese viento provoca, que generalmente haya unas olas descomunales que te impedirán el baño en Cofete. A pesar de todo esto, no dejes de conocerla.

Pero volviendo a Corralejo, es un enclave estratégico si pasas unos días en la isla. Este lugar del norte de la isla no solo tiene unas magníficas playas si no que cuenta con un montón de opciones para comer, tomar un heladito, a lo que soy muy aficionada, y, por supuesto, comprar. En el último viaje descubrí que varios días por la mañana hay un mercadillo en Corralejo al que fuimos simplemente por curiosear.

Nada más empezar la ruta, descubrimos un puesto cuajado de piezas de cristal de Murano. Revolviendo en el montón dimos con unos anillos bastante vistosos por…dos euros!!!! Lo mismo que unos colgantes de los que cogí una gran variedad, todos diferentes, en forma de corazón. Tengo previsto montarme un collar o un cinturón con ello y prometo enseñártelo próximamente.

 

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *