8 cosas que hacer en Braganza en un día

Braganza, al norte de Portugal, aún destila matices de una ciudad medieval pero con el inconfundible sello del país vecino, ese punto de autenticidad y decadencia. Contempla las panorámicas que ofrece la ciudad antigua, piérdete entre sus callejas y disfruta de su excelente gastronomía. Estas son las 8  cosas que hacer en Braganza para enamorarse de este lugar.

1.- Subirse a la muralla y contemplar las vistas de la ciudadela. Desde lo alto, entre los tejados, destacan los perfiles del campanario de la Iglesia de Santa María y la Torre del Homenaje del Castillo de Braganza.

qué hacer en Braganza, ver el castillo2.- Acercarse hasta el castillo y subir a la Torre del Homenaje. Esta torre, además de ofrecer unas maravillosas vistas panorámicas de 360º sobre la ciudad desde sus 33 metros de altura, acoge el Museo Militar de Braganza.

3.- Visitar la Sé vieja -catedral-, en el corazón de la plaza principal de la ciudad que ha adoptado el nombre de esta edificación religiosa. La catedral vieja de Braganza fue una antigua iglesia de jesuitas y en su interior destacan sus capillas barrocas y la decoración con los típicos azulejos portugueses.

4.- Admirar algunas de sus iglesias, entre ellas destacan las de Santa María, junto al Domus municipalis, San Vicente y San Benito. Todas ellas mantienen la estética exterior típica de Portugal, o sea, sencillas edificaciones enfoscadas en blanco con remates de sillería en esquinas y dinteles.

5.- Inspeccionar el Domus municipalis. Este edificio de piedra en forma de pentágono irregular, construido en el siglo XII, es el ayuntamiento más antiguo de Portugal.

6.- Descubrir el museo del traje y de las máscaras, que alberga una importante colección de las vestimentas y accesorios típicos de las celebraciones de carnaval, tanto de la región de Trás-os-Montes, como de Zamora.

7.- Pasear por la ribera del río Fervença, en la parte baja de Braganza. En un molino de agua se encuentra la Casa da Seda, un homenaje a la industria textil, tan importante en la economía portuguesa.

8.- Comer en el restaurante Solar Braganzano, el mejor restaurante de la ciudad, situado  en la plaza de la Sé. Imprescindible probar la sopa de castañas y no resistirse a los postres. Si te gusta el bacalao, los portugueses lo bordan. Si prefieres la caza, en el Solar Braganzano podrás tomar faisán, ensalada de perdiz o arroz con liebre. La relación calidad precio es excepcional.

Lo mejor de estas sugerencias para hacer en Braganza es que puedes hacerlas paseando -piérdete entre sus callejas- y en una sola jornada.

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *