10 cosas que hacer en Mykonos

Has llegado a la isla griega, una de las más famosas y demandadas en verano, o estás planeando la escapada. Estas son las 10 cosas que hacer en Mykonos  al menos una vez antes de volver a tu rutina diaria.

Disfrutar de sus playas y calas de aguas transparentes

Mykonos es una isla pequeña que permite recorrerla en poco tiempo. Así que no te conformes con acudir a las playas mas próximas a tu alojamiento o a aquellas de las que te han hablado o sobre las que has leído. Descúbrelas por ti mism@. Seguro que reparas en alguna cala perdida de la que nadie te había dicho nada. En cualquier caso, si te sirve de ayuda, aquí tienes mi listado de las mejores playas de la isla.

qué ver en Mykonos: playas

Probar su gastronomía

Sus pescados, su fruta y sus postres. No te vuelvas sin tomar calamares. No sé cuál es el secreto pero no probarás unos tan esponjosos como los calamares griegos. También su musaka.

Cosas que hacer en Mykonos

Si eres de l@s que te gusta pasar el día en la playa y llevarte algo para comer, acércate a Prozimi, una de las panaderías/pastelerías más antiguas y famosas de la isla. Su musaka está buenísima y cuesta 7 euros. También tienen todo tipo de panes, dulces, empanadas y emparedados a precios griegos, que no es lo mismo que de Mykonos. Prozimi se encuentra en Ano Mera, la capital de Mykonos, está ubicada en la carretera principal de la isla, que la atraviesa de este a oeste y permanece abierta las 24 horas.

Conocer una auténtica taberna griega

Podrás elegir el pescado fresco que quieres que te preparen, mirando en la propia nevera del restaurante. Algunas de las tabernas que debes conocer son Kiki Tavern, en la playa Agios Sostis. Se ha hecho tan famosa que en verano no solo es imprescindible reservar sino que tendrás que esperar entre una y dos horas para que te den una mesa. Otra opción es Marcos Tavern en la playa Agios Anna Kalafatis. Suele estar tranquilo y no es necesario reservar. Fokos Tavern, en la playa del mismo nombre. No es tan genuina como las otras dos pero tiene la ventaja de su gran parrilla de leña. Ojo, cuando conocimos la playa de Fokos, una de las destacadas por tranquila y especial, descubrimos que su agua estaba bastante sucia. Sin embargo, al lado está la playa de Mirsini, totalmente salvaje y muy tranquila. Tiene la peculiaridad de estar bordeada por enormes formaciones de piedra que le dan un toque muy especial, de recogimiento.

Tomar un helado de kataifi

El kataifi es la pasta de fideos largos y finos que se utiliza para elaborar postres y dulces, fundamentalmente en Oriente Medio, Grecia y Turquía. Para probarlo deberás ir a la heladería trío Bambini. Existen dos locales en Mykonos town. Uno está en la plaza del puerto viejo y el otro en uno de los cruces principales de Mykonos town. Una bola de helado en Trío Bambini cuesta 3,20 euros pero si te decides por alguna copa más sofisticada o una crepe o gofre puedes pagar muy por encima de los 10 euros. El helado merece la pena y no tendrás muchas oportunidades de probar este sabor en otro lugar.

Contemplar la puesta de sol 

Tienes dos opciones interesantes para disfrutar del atardecer. La primera es en el propio corazón de la isla, en la pequeña Venecia. Esta es la parte de Mykonos twon más próxima al mar y que, con las peculiaridades arquitectónicas típicamente griegas, recuerda a la zona de los canales de la ciudad italiana. De ahí su nombre.

Qué ver en Mykonos: atardecer

La otra opción es 180 Degrees Sunset Bar. Música chill out en directo – con un saxofonista-  en una terraza agradable, con unas vistas increíbles y a precios de Mykonos.

Recorrer la isla

Mykonos tiene un tamaño ideal para conocerla entera. Una carretera central la atraviesa de este a oeste pero cuenta con otras carreteras y caminos de tierra perfectamente transitables en moto (la mayoría también en coche) que te llevan a los principales puntos de interés de la isla -básicamente sus playas-. Eso sí, ten en cuenta que los alquileres de coches y motos en temporada alta están sobrepasados.

Descubrir la arquitectura griega 

Mykonos twon parece un pueblo de cuento con sus callejones estrechos e intrincados rodeados de casitas de dos alturas encaladas en un blanco impoluto. Esta armonía en blanco sólo se rompe con el azul de puertas y ventanas y el fucsia de las buganvillas que, de vez en cuando, cuelgan de alguna fachada. Déjate llevar por las callejuelas, donde podrás pasar de las zonas más concurridas, a veces incluso agobiantes, por la cantidad de turistas que van de un lado a otro, a otras donde sólo oirás tus propios pasos.

Resulta inconcebible que en un espacio tan reducido se puedan dar las dos circunstancias en tan pocos metros. En cuestión de segundos estarás paseando por un lugar donde confluyen calles repletas de tiendas, joyerías, galerías de arte, bares y heladerías y plazas llenas de restaurantes, y, de repente, puedes encontrarte en un rincón desierto donde te cruzarás, como mucho, con un gato. Mykonos, especialmente en verano, es un destino para los amantes del gentío, el jaleo y la fiesta. Pero siempre, incluso en temporada alta y con un crucero de grandes dimensiones recién atracado en el puerto, puedes encontrar una cala desierta o una calle silenciosa.

Qué ver en Mykonos: callejas

Acercarte a la zona de los molinos de viento

Mykonos es una ciudad muy ventosa y sus molinos son un símbolo de la ciudad. Desprovistos de las lonas de sus aspas, para que no sufran daños, se han quedado como testimonio inerte de lo que en su día representaron. Junto al mar y próximo a Alfkandra, se encuentra este grupo de molinos que es el más representativo de la isla y el que ofrece algunas de las mejores vistas. Al margen de este grupo, por Mykonos se encuentran desperdigados algunos molinos más. Esta estampa es una de las que debes ver en Mykonos.

Qué ver en Mykonos: molinos de viento

Pasear por el puerto viejo

Ver atracadas las barcas de pescadores, sentarte en las terrazas de la zona y probar el pescado recién traído en los restaurantes del extremo del puerto es una de las cosas que debes hacer en Mykonos.

Ir de compras

Comprar cosmética de aceite de oliva: jabones, crema de manos y mascarillas de oro verde, tan característico de Grecia o hacerte unas sandalias a medida, eligiendo el tipo de piel y los acabados son algunas de las cosas que puedes hacer en tu tiempo de shopping. Para darte más pistas sobre compras en Mykonos pincha  en este enlace.

 

Muchas gracias por leerme. Si quieres compartir:

Suscríbete a mi newsletter

* campos requeridos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *